Sin categoría

“La vida ante sí” – Proceso

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).– Los ingredientes de la fórmula que componen La vida ante sí (La vita davanti a sé; Italia, 2020) provocan desconfianza. “Demasiado para ser buena”…: regreso al cine luego de varios años de una las grandes divas del siglo XX, Sofía Loren, dirigida por su hijo Edoardo Ponti, peor aún, remake aparente de Madame Rosa (1977), la bien lograda adaptación de la novela de Romain Gary (La vie devant soi, bajo el pseudónimo de Émile Ajar) protagonizada por Simone Signoret, en uno de sus mejores roles.

No se trata, en realidad, de un remake, pues apoyado por Ugo Chiti (guionista de Gomorra), Ponti reescribe la historia sin traicionar la esencia de los personajes; del lúgubre suburbio parisino donde vivía Madame Rosa –antigua prostituta sobreviviente del Holocausto, y que ahora sobrevive cuidando hijos de otras prostitutas–, la acción se traslada a Bari, un lugar soleado en la costa italiana; los guionistas asumen un riesgo al cambiar las circunstancias del encuentro entre Madame Rosa (Sofía Loren) y Momo (Ibrahima Gueye), el chico musulmán de 14 años de quien está a cargo, pero mantienen la fuerza y complejidad del vínculo.

Leave a Comment