Noticias

Ruta de haciendas y viñedos no tan conocidos en Querétaro

Si te hablamos sobre la ruta Queso, Arte y Vino de Querétaro, seguramente llegan a tu mente los Pueblos Mágicos de Tequisquiapan y Bernal, o el municipio de Ezequiel Montes. Sin embargo, existe un grupo de haciendas restauradas y viñedos que también forman parte de la misma ruta y todavía son menos conocidos: su oferta turística incluye restaurantes, recorridos guiados y hoteles boutique que puedes disfrutar en plan romántico o familiar durante un fin de semana.

Se trata de Haciendas y Viñedos, una asociación conformada por diversas empresas que se encuentran en el municipio de El Marqués, a 30 minutos en auto desde el centro de Querétaro; si viajas desde CDMX, llegas en tres horas. Te mostramos las que puedes visitar.

Hacienda Atongo

Es una propiedad que data del siglo XVI, famosa en la época colonial por sus hermosos caballos (incluso tenía un “baño” o alberca para los equinos). Permaneció semiabandonada hasta 2012, pero hoy en día está totalmente restaurada y puedes dar paseos por su casco antiguo, el manantial natural o las cinco hectáreas de viñedo que posee. 

Hay varias experiencias turísticas que puedes reservar si vas en pareja o familia: un recorrido por la casa vinícola con cata, una comida maridaje o un taller de cocina virreinal con maridaje. 

La hacienda cuenta con una cantina y un restaurante, cuya carta es amplia e incluye platos fuertes de carnes y mariscos. También hay un hotel boutique con 14 habitaciones de estilo rústico. 

hacienda_atongo_queretaro.jpgFoto: Hacienda Atongo

Leer más: Cuánto cuesta visitar los viñedos de Querétaro un fin de semana
 

María & Bernardo

Es un viñedo familiar, donde se instalaron cuatro suites rodeadas de árboles, romero y lavanda. Cada una tiene estilo contemporáneo y está equipada con aire acondicionado, minibar, cafetera y microondas. Durante el día puedes andar en bici por la propiedad, visitar los invernaderos o nadar en la alberca al aire libre. 

Hay un restaurante de tipo campestre con su propio huerto. Entre sus platillos estrella hay ostiones de Baja California. 

vinedos_maria_bernardo_queretaro.jpgFoto: María & Bernardo

Puerta del Lobo 

Esta propiedad posee 25 hectáreas de viñedo y produce aproximadamente 35 mil botellas al año; algunas de sus etiquetas han ganado medallas nacionales e internacionales. Actualmente ya ofrece experiencias turísticas, pero en el futuro inaugurará todo un parque temático dedicado al vino. 

Puedes reservar un recorrido guiado por los viñedos, la bodega de barricas y la sala de catas, con una degustación. Te incluyen la oportunidad de embotellar tu propio vino. 

En Puerta del Lobo hay tres lugares para comer. El principal, Terraza Sarmiento, tiene un concepto gourmet y ofrece vista a los viñedos. Si prefieres enfocarte en probar el vino local visita el Wine Bar, cuya carta incluye tablas de quesos y charcutería. También está el restaurante grill Las Ruinas.

Para un fin de semana de descanso, está la opción de quedarte en el hotel boutique. Dispone de alberca y spa. 

puerta_lobo_queretaro.jpgFoto: Puerta del Lobo 

Leer más: 8 lugares de Querétaro que debes visitar al menos una vez
 

Vinos del Marqués

Son 13 hectáreas de viñedos, que producen 32 mil botellas al año, donde se llevan a cabo las diferentes catas de Vinos del Marqués. También aquí puedes elaborar tu propio vino. 

Finca Ancestra

Esta casa vinícola organiza eventos temáticos para grupos pequeños en sus viñedos, como noches de leyendas o talleres de pintura en la naturaleza. Debes estar al pendiente de sus redes sociales para asistir. 

Rancho Santa Marina

Es la única finca de quesos en la ruta de Haciendas y Viñedos, y ofrece una experiencia poco común de turismo rural. Aquí se producen, a nivel artesanal, quesos de leche de oveja y cabra orgánicos certificados; también tiene un pequeño viñedo orgánico. 

En el recorrido de un día te llevan a conocer las praderas, el huerto y la cava de maduración de la hacienda, además de ver a los animales. También puedes probar los quesos, elaborar pan y hornear tu propia pizza con ingredientes del huerto. Tip: pregunta por el queso madurado al vino tinto. 

Por cierto, el rancho le da empleo con horarios flexibles a las madres de familia de una comunidad cercana. 

rancho_santa_marina_queretaro.jpgFoto: Rancho Santa Marina

Leer más:  Qué hacer y ver en Cadereyta, Pueblo Mágico de Querétaro

Otras experiencias

Algunas de las propiedades que forman parte de Haciendas y Viñedos solo están abiertas para organizar eventos, como bodas. Sin embargo, puedes ponerte en contacto con la asociación para preguntar por sus paquetes turísticos de entre cuatro y siete horas, que contemplan la visita a varios lugares y a veces te llevan a las haciendas para eventos. Este es su sitio web: haciendasyvinedos.com.mx

Si te gusta el mundo del vino, checa los cursos y talleres que imparte la escuela de la asociación. 

Related posts

Leave a Comment